Empréstitos, ¿qué son? ¿cómo se clasifican?

Los empréstitos se pueden definir como la suma de varios préstamos. Estos préstamos se caracterizan por ser uniformes y homogéneos, es decir, son préstamos de igual cuantía, que se amortizan con la misma ley financiera y tienen las mismas contraprestaciones. A su vez cada préstamo está formado por títulos, que se suelen denominar obligaciones.




En otras palabras, un empréstito es un préstamo de gran cuantía, que se encuentra dividido en partes alícuotas que se denominan títulos u obligaciones, y que son emitidas por una entidad o sociedad, que solicita el dinero al prestamista.

Las empresas que emiten los empréstitos lo hacen para financiarse con recursos ajenos. Primero tienen que evaluar el volumen total de financiación que necesitan y su distribución entre las diferentes fuentes de financiación. A continuación efectúan el diseño de la emisión, donde se determina el importe total a emitir, el número de títulos y nominal de cada uno, así como el momento de la emisión, la duración, la forma de pago de los cupones ( vencidos acumulados o anticipados), y la modalidad de amortización ( sorteo, reducción de nominal, etc)

Personas que intervienen en un empréstito

  • El prestatario: es el que emite los títulos que son lanzados al público interesado en invertir sus ahorros a través de intermediarios financieros.
  • El prestamista: es el que presta el dinero ante la expectativa de obtener rentabilidad, también se le puede denominar obligacionista.
  • El intermediario financiero: es el conjunto de entidades financieras que, mediante el cobro de comisiones, canaliza el excedente del capital acumulado por los ahorradores y los orienta en su deseo de rentabilizar los ahorros.

Formas de emitir un empréstito

  • Un empréstito puede ser emitido por la propia entidad emisora, la cuál percibe directamente del prestamista el importe de la emisión y corre el riesgo de que no sean suscritos todos los títulos.
  • O a través de intermediarios financieros. Estas se encargan de colocar entre sus clientes el conjunto de obligaciones.

En el valor del título se distinguen:

  • El Valor nominal: es el valor que lleva impreso el título.
  • El Valor efectivo: es el valor del título en el mercado en un determinado momento.
  • El Valor de emisión: es el valor del título en el momento de ponerlo en circulación. Para despertar el interés de los prestamistas, este valor puede ser menor que el valor nominal.
  • El Valor de reembolso: es el valor por el que la entidad emisora se compromete a amortizarlo. Dicha amortización puede ser, a la par ( cuando se amortiza por su valor nominal),o sobre la par ( si se amortiza por un valor superior al nominal)

Clasificación de los empréstitos

Según la forma en la que se pagan los intereses o cupones

  • Obligaciones con pago periódico de intereses u obligaciones americanas. Se caracteriza porque cada título que se emite es un préstamo americano del cual el obligacionista recibe de forma periódica el cupón y al final de la operación se realiza la amortización del título.
    • Cupón vencido, cuando se abonan con carácter pospagable, el es cupón más frecuente.
    • Cupón anticipado, cuando se abonan con carácter prepagable.
  • Obligaciones sin pago periódico de intereses, estos a su vez se clasifican en:
    • Obligaciones con intereses acumulados o cupón cero. Valorados con una ley de capitalización y los intereses se reciben acumulados cuando se amortizan los títulos.
    • Obligaciones al descuento. Valorados con una ley de descuento.
    • Obligaciones con intereses anticipados. Valorados con una ley de capitalización con réditos anticipados.

Según el momento en el que se reembolsa los títulos.

  • Empréstitos de obligaciones de amortización periódica o de distinta duración, o con programa de cancelación escalonada. Se caracterizan en que todas las obligaciones tienen unas condiciones de partida iguales y son equiprobables, esto quiere decir, que la probabilidad de ser reembolsadas en un determinado periodo es la misma para todas ellas.
  • Empréstitos de obligaciones de igual duración o reembolso global. Caracterizados porque todos los títulos se amortizan a la vez, por lo que no hay programa de cancelación escalonada.

Atendiendo a la existencia de características comerciales.

  • Empréstitos normales o puros. Son aquellos en los que la prestación nominal entregada por los obligacionistas y la contraprestación entregada por el emisor responde únicamente a las características financieras de la operación y no están afectados por características comerciales.
  • Empréstitos comerciales o con características comerciales. Llevan incorporados ciertas características de tipo comercial, como pueden ser primar, lotes, etc, que modifican la prestación y la contraprestación alterando la equivalencia financiera inicial.

Atendiendo a la rentabilidad.

  • Con tipo de interés fijo. La rentabilidad permanece constante a lo largo de la vida del empréstito, ya que desde el momento de su emisión se establece el tipo de interés que van a producir los títulos.
  • Con tipo de interés variado. El tipo de interés permanece fijo mientras dura cada periodo de amortización, pero varía de un periodo a otro. Normalmente la variación del tipo de interés viene determinada por la variación de un índice que se toma como referencia, son las denominadas obligaciones indiciadas.

Atendiendo a la distribución de los títulos.

  • Con prima de emisión. Cuando los títulos se emiten bajo la par, es decir, se entrega a la compra una cantidad monetaria inferior al nominal.
  • Con prima de reembolsos. Cuando se amortizan sobre la par, es decir las obligaciones son reembolsadas por una cantidad superior al nominal. La prima de reembolso puede ser fija o variable.
  • Con prima de emisión y de reembolso. Cuando se emiten bajo la par y se amortizan sobre la par.
  • Sin prima. Cuando se emiten y se reembolsan a la par.
  • Con premio o lote. Cuando algunas obligaciones son reembolsadas por su valor nominal incrementando el premio o lote. Este premio se concede aleatoriamente en cada sorteo de amortización.

Atendiendo a las modalidades de amortización.

  • Empréstitos con amortización única.
  • Empréstitos con varias fechas de amortización:
    • Con amortización por sorteo.
    • Con amortización sucesiva de cada título por reducción de nominal.
  • Empréstitos amortizables por compra en bolsa.
  • Empréstitos sin compromiso de amortización (deuda perpetua). Cuando sólo hay compromiso de pagar los intereses, el Estado suele reservarse la posibilidad de amortización si lo considera oportuno.

Atendiendo a la estructura financiera.

  • Empréstitos tipo I. Con anualidades y tanto de interés constante
  • Empréstitos tipo II. Con anualidades variables y tanto de interés constante
  • Empréstitos tipo III. Con anualidades variables y tanto de interés variable.

La notación que se utiliza

  • C · N = Nominal del empréstito. “C” es el nominal de cada obligación y “N” es el número de obligaciones emitidas y suscritas.
  • V = Valor de emisión de cada obligación. Pudiendo ser el valor de cada obligación por encima de la par, a la par o por debajo de la par.
  • is = Rédito correspondiente al periodo “s”.
  • n = Número de años de vida del empréstito.
  • as = Término amortizativo correspondiente al periodo “s”

 



¿Qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *