IVA según el criterio de caja




Se acerca una fecha importante en el devengo del IVA según el criterio de caja. El 31 de diciembre de 2015

¿Qué es el criterio de caja?

El criterio de caja se empezó a aplicar el 1 de Enero de 2014.

El criterio de caja es un Régimen especial optativo, que se caracteriza por permitir a los sujetos pasivos retrasar el devengo y con ello la declaración del IVA repercutido hasta el momento en que se produce el cobro a sus clientes, sucede lo mismo con el IVA soportado en sus adquisiciones, hasta que no se realiza el pago a sus proveedores no se puede declarar (criterio de caja doble).

El Régimen especial del criterio de caja se conoce con las siglas RECC.

Este régimen continúa en vigor y la inclusión en el mismo se puede realizar bien en el momento del alta inicial, o a través del modelo censal durante el mes de diciembre del año anterior al que se desea surta efecto. Es decir, si queremos acogernos al régimen especial de criterio de caja para el año 2016, tendremos que presentar el modelo censal en diciembre de 2015, para que surta efecto en 2016.

¿Quiénes pueden aplicarse el régimen especial de criterio de caja?

Todos aquellos sujetos pasivos cuyas operaciones no hayan superado un volumen de 2.000.000€, durante el año natural anterior.

Quedan excluidos de este régimen, aquellos sujetos pasivos cuyos cobros respecto a un mismo destinatario superen la cuantía de 100.000€ durante el año natural anterior.

¿Por qué es importante el 31 de diciembre de 2015?




En esta fecha se devengarán, tanto el IVA soportado como el IVA repercutido pendiente de pagar o cobrar desde el ejercicio 2014. Cómo nos indica la Agencia Tributaria, el devengo de las operaciones se producen en el momento del cobro y el día 31 de diciembre del año posterior a aquel en que se haya realizado la operación.

Es decir, nuestra empresa se acogió en 2014 al régimen especial del criterio de caja, en el primer trimestre entregamos mercancías por importe de 20.000€. Si durante el 2014 y el año 2015 no se ha producido el cobro de estas mercancías, como estamos en el criterio de caja, no hemos declarado el IVA, por lo que el 31 de diciembre de 2015, tendremos que declarar el IVA correspondiente a esas mercancías, aunque no se haya producido el cobro de las mismas.

Este devengo se produce el 31 de diciembre del 2015, por lo que se deberán liquidar todas las cantidades pendientes del modelo 303 del cuarto trimestre de 2015 (octubre, noviembre y diciembre), que se presentan en el mes de enero de 2016.

Es importante saber, que esto se aplica tanto a aquellos que se encuentran actualmente en el criterio de caja como a aquellas operaciones que se llevaron a cabo bajo el criterio de caja, aunque en el ejercicio 2015 ya no estén acogidos al régimen especial de criterio de caja.

IVA según el criterio de caja

¿Te ha gustado este artículo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

¿Qué opinas?