Recargo de equivalencia del IVA




¿Qué es el recargo de equivalencia del IVA?

El régimen especial de recargo de equivalencia del IVA se regulariza en los artículos 148 a 163 Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido (en adelante LIVA) y 59 a 61 del RD 1624/92 del 29 de diciembre por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto. Estas reglas se basan en el artículo 281 de la Directiva 2006/112/CE.

El recargo de equivalencia, es un sistema por medio del cuál, los comerciantes minoristas pagan el IVA de una forma simplificada. Este régimen afecta a autónomos, sociedades civiles y comunidades de bienes.

Se aplica a los negocios de venta al por menor de artículos no transformados por el comerciante.

Este recargo de equivalencia, tiene como ventaja que no se presenta declaración de IVA trimestral, ni el correspondiente resumen anual, y tampoco se emiten facturas por las ventas, sólo se emiten cuando el cliente la solicite. Pero tiene como inconveniente, que se paga más IVA.

El recargo de equivalencia consiste en que el proveedor de estos artículos incluyen en sus facturas, solo en aquellas que vayan dirigidas a autónomos, sociedades civiles y comunidades de bienes, el IVA y el recargo de equivalencia correspondiente.

Los recargos son:




Para el tipo general de 21%, se le aplica un recargo del 5,2%

Para el tipo reducido del 10%, se le aplica un recargo del 1,4%

Para el tipo súper reducido del 4%, se le aplica un recargo del 0,5%

Hay una serie de productos que están exentos del régimen de equivalencia como son, los vehículos a motor, piezas de joyería, prendas de pieles naturales, objetos de arte y antigüedades, bienes de segunda mano, las gasolineras, maquinaria de uso industrial, materiales de construcción, minerales, y los metales.

Un autónomo, sociedad civil o una comunidad de bienes, si factura más del 20% de sus ventas a empresarios y clientes profesionales, se puede pasar al régimen general del IVA en el ejercicio siguiente.

Esquema general

El regimen especial de recargo de equivalencia en el IVA, es un régimen OBLIGATORIO, en el que el sujeto pasivo tiene que repercutir el IVA a sus clientes, pero no el recargo. El sujeto pasivo no está obligado a consignar estas cuotas repercutidas en una autoliquidación ni a ingresar el impuesto. Estos sujetos pasivos NO PUEDEN DEDUCIR EL IVA SOPORTADO. Cuando el comerciante minorista en régimen de recargo de equivalencia realiza adquisiciones intracomunitarias, importaciones y adquisiciones de bienes en los que el comerciante sea sujeto pasivo, éste tiene obligación de liquidar y pagar el impuesto y el recargo.

Recargo de equivalencia del IVA

Una vez visto que es el régimen de equivalencia, os dejo el enlace a la  la Agencia Tributaria, para que podáis leer que dice respecto a las adquisiciones intracomunitarias de bienes (AIB) llevadas a cabo por sujetos pasivos acogidos en el régimen especial de recargo de equivalencia.

La Agencia Tributaria ha publicado un informe sobre la correcta aplicación del IVA a las adquisiciones intracomunitarias ejecutadas por sujetos sometidos al régimen especial de recargo de equivalencia. A continuación os dejo un enlace, para que lo podáis ver.

INFORME SOBRE LA CORRECTA APLICACIÓN DEL IVA A LAS ADQUISICIONES INTRACOMUNITARIAS EFECTUADAS POR SUJETOS SOMETIDOS AL RÉGIMEN ESPECIAL DE RECARGO DE EQUIVALENCIA

Recargo de equivalencia del IVA

¿Te ha gustado este artículo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

2 Comments

  1. Jennifer 28 septiembre, 2016
    • Vanessa 27 octubre, 2016

¿Qué opinas?