¿Qué es la contabilidad?




¿Que es la contabilidad?

La contabilidad se puede definir como la traducción numérica de hechos económicos acaecidos en la sociedad. A través de la contabilidad podemos dar respuesta a una serie de preguntas, por ejemplo: ¿cuánto dinero tengo disponible en las cuentas bancarias? ¿cuánto dinero me debe un cliente? ¿cuál es el beneficio que ha generado la empresa en un determinado período de tiempo?, etc.

La contabilidad es una forma de comunicar la salud financiera de una empresa o una organización a todas las partes interesadas. Es una forma de evaluar el activo, el pasivo y el flujo de efectivo (o flujo de caja), o el futuro de una entidad para todos los inversores actuales y futuros. Es el alma de un negocio.

¿Para qué sirve la contabilidad?

La contabilidad sirve para la toma de decisiones, ya que es el registro de todas las operaciones económicas-financieras que lleva a cabo la empresa siguiendo un orden cronológico.

La finalidad de la contabilidad es estudiar, medir y analizar la situación económico-financiera y el patrimonio de una empresa, con el fin de ser útil para la toma de decisiones, presentando la información de manera que sea comprensible para todas las partes interesadas.

Clasificación de la contabilidad




  • Contabilidad financiera, o externa: da información sobre el patrimonio y el resultado de las empresas, mediante las Cuentas Anuales, que se formulan al finalizar el ejercicio económico. Aplica el Plan General de Contabilidad de 2008.
  • Contabilidad fiscal: es la contabilidad que se refiere a los asuntos relaciones con los impuestos. Se basa en los criterios fiscales establecidos por las leyes financieras de cada país. Regula como se deben de preparar los registros e informes de los cuales dependerán la cuantía de los impuestos a pagar.
  • Contabilidad de gestión, o directiva: da información sobre la situación de la empresa, su resultado y las posibles causas de dicho resultado. No se encuentra regulada por ningún plan de contabilidad.
  • Contabilidad de coste: se ocupa de clasificar y recopilar la información sobre los costes corrientes que se generan en una empresa. Esta se suele centrar en departamentos. Los tres modelos más comunes son el Full cost, el Direct cost y el ABC.
  • Contabilidad administrativa: se centra en los aspectos internos de la empresa, esta información es privada, por no lo que debe salir de la empresa. Su principal objetivo es recopilar toda la información sobre las actividades, ingresos y gastos de cada actividad.
  • Contabilidad por actividades: esta contabilidad une la contabilidad administrativa, con la contabilidad de costes. Esta se ocupa de operar y clasificar las cuentas de cada una de las actividades con el objetivo de mejorar la productividad de la organización.
  • Contabilidad de organizaciones de servicios: es la que usan las empresas y organizaciones que proporcionan servicios.
  • Contabilidad pública: se ocupa de desarrollar los procesos de información y control de las actividades de la administración pública. Gestiona los gastos y las recaudaciones tributarias de todos los organismos del estado. Es utilizada por el sector público.

Las sociedades mercantiles que están obligadas a llevar una contabilidad financiera son, las sociedades limitadas, las anónimas, las laborales y las cooperativas. No están obligados, pero pueden llevarla, los autónomos o profesionales por cuenta propia, pero si tienen que llevar un registro de sus facturas emitidas y recibidas.

Los informes que se utilizan para medir el éxito de una empresa son, entre otros:

  • Estado de pérdidas y ganancias
  • Balance de situación

La Contabilidad financiera se lleva a cabo mediante el plan general de contabilidad (PGC), este plan recoge un conjunto de normas que fijan los métodos y procedimientos a seguir en el registro de la actividad económica de la empresa. Es obligatorio su uso y tiene una repercusión nacional e internacional.

El plan general de contabilidad está inspirado en las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) consensuadas, así como en las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC)

¿Quién está obligado a llevar contabilidad?




Teniendo en cuenta la Normativa Mercantil.

El Código de Comercio en el artículo 25 dispone que todos los empresarios están obligados a llevar Contabilidad. 

“Art. 25.

  1. Todo empresario deberá llevar una contabilidad ordenada, adecuada a la actividad de su empresa que permita un seguimiento cronológico de todas sus operaciones, así como la elaboración periódica de balances e inventarios. Llevará necesariamente, sin perjuicio de lo establecido en las Leyes o disposiciones especiales, un libro de Inventarios y Cuentas anuales y otro Diario.”

Aunque dicho artículo es claro respecto a la extensión de la obligación de llevar la Contabilidad, en la práctica es la Legislación Fiscal la que marca las pautas.Concepto de contabilidad

Pero, ¿qué se entiende por empresario?

Se entiende por empresario toda persona física o jurídica, que desempeñando su tarea de manera individual o colectiva, fija objetivos y toma decisiones acerca de las metas, los medios, la administración y el control de las empresas, asumiendo su responsabilidad tanto comercial como legal frente a terceros.

El Plan General de Contabilidad, establece que tienen que llevar contabilidad todas las empresas, sin importar cual sea su forma jurídica, individual o societaria.

En cuanto a la Normativa Fiscal

Le ley del Impuesto sobre Sociedades establece que los contribuyentes del Impuesto de Sociedades tienen que llevar contabilidad de acuerdo al Código de Comercio o a la normativa por la que se rigen.

Las empresas parcialmente exentas tienen que llevar su contabilidad de forma que permita identificar los ingresos y gastos correspondientes a las rentas y explotaciones económicas no exentas.

¿Quienes son los contribuyentes del Impuesto de Sociedades?

Los contribuyentes que tributan por el Impuesto de Sociedades son, las personas jurídicas, con excepción de las sociedades civiles sin objeto mercantil.

La Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, establece que los contribuyentes que desarrollan actividades empresariales mercantiles y estén sometidos al método de estimación directa están obligados a llevar una contabilidad ajustada al Código de Comercio.

Con excepción de las actividades empresariales no mercantiles, que no están obligadas a llevar contabilidad.

¿Qué actividades empresariales se consideran no mercantiles?

El Código de Comercio establece que las actividades empresariales que no tienen la consideración de mercantiles son:

Las agrícolas

Las ganaderas

Las actividades de artesanía. Siempre y cuando las ventas de los objetos construidos o fabricados por los artesanos se realice por éstos en sus talleres.

La Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido, establece que debe llevar una contabilidad por parte de los sujetos pasivos, también nos indican que las operaciones deben contabilizarse dentro de los plazos que se establece para la liquidación y posterior pago del impuesto.

¿Qué debe determinar con precisión la contabilidad?

Según la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido, la contabilidad tiene que determinar con precisión el importe total del IVA que se haya repercutido a los clientes y el importe total del IVA soportado por el sujeto pasivo.

Concepto de contabilidad

¿Te ha gustado este artículo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

¿Qué opinas?