Plan General Contable PYMES




En este artículo vamos a tratar el tema del Plan General Contable, vamos a ver qué es, para que sirve, como se estructura y que evolución ha tenido a los largo de los años el Plan General de Contabilidad que está vigente en estos momentos en España.

¿Qué es el Plan General Contable?

El Plan General Contable es el texto legal que regula la contabilidad de todas las empresas en España. Gracias a este plan las empresas tienen unos criterios homogéneos para valorar las mismas operaciones, de esta manera se pueden comparar unas empresas con otras.

También proporciona seguridad jurídica a la hora de contabilizar y a la hora de tener en cuenta los beneficios empresariales. De forma que todas las empresas que se ajustan a las normas de contabilidad y son fieles a ellas no deberían tener ningún problema con el Estado o con otras entidades, ya que se están ajustando a la imagen fiel de la empresa.

El Instituto de Contabilidad y Auditorias de Cuentas (ICAC), es el encargado de elaborar y aprobar la adaptación a los distintos sectores de la actividad económica del Plan General Contable.

El Plan General de Contabilidad es, en resumen, un libro de consulta, es decir, sirve para que las empresas o profesionales que se dedican a la contabilidad puedan consultar como se realizan las operaciones contables. Este es un manual de referencia para todo contable, es algo así como la biblia del contable.

Historia del Plan General Contable

Ahora vamos a ver un poco de historia sobre el Plan General Contable y los diferentes planes generales que ha habido en España.

Plan General Contable Historia

Previamente al año 1973 no existía ningún Plan General de Contabilidad en España, sí que existían normas genéricas que regulaban la contabilidad, pero de una forma más genérica a lo que hay actualmente. En el año 1973 se creó y se aprobó el primer Plan General Contable en España.

Posteriormente en el año 1991 se aprobó un nuevo plan contable que supuso ciertos cambios en referencia al del año 1973. Se creó para adaptar la contabilidad a las directivas europeas, debido a la entrada en la Unión Económica Europea.

En 2008 se creó un nuevo plan para que se adaptase a las nomas internacionales de contabilidad.Estas normas se denominan NIC o NIIF (Normas Internacionales Financieras).

En la actualidad existen distintas versiones o distintos planes de contabilidad a los que pueden acogerse las empresas en función de sus características. El más utilizado es el Plan General de Contabilidad de las PYMES (pequeñas y medianas empresas). Se pueden acoger a este PGC las empresas que cumplan al menos 2 de los siguientes requisitos:

  • Que el total de las partidas del Activo no supere los 2.850.000€
  • Que el importe neto de la cifra anual de negocio sea inferior a los 5.700.000€
  • Que el número medio de empleados sea menor o igual a 50 trabajadores durante el ejercicio.

Cuando una empresa escoge usar el PGC para pymes, debe mantenerlo un mínimo de 3 años, siempre y cuando durante dicho periodo no se superen 2 de los límites que hemos comentado anteriormente a la fecha de cierre durante 2 ejercicios consecutivos.

No pueden aplicar el Plan General Contable de pymes las empresas que se encuentren en alguna de las siguientes circunstancias:

  • Que hayan emitido valores en procesos de negociación en mercados regulados o sistemas multilaterales de negociación, de cualquier Estado miembro de la Unión Europea.
  • Que sean parte de un grupo de sociedades que formule o debería haber formulado cuentas anuales consolidadas.
  • Que la moneda del entorno principal en el que opera la empresa sea distinta del Euro.

Estructura del Plan General Contable




Una vez visto una pequeña introducción al Plan General de Contabilidad, vamos a ver cómo se estructura.El Plan General Contable tiene cinco partes, tres de ellas son de obligado cumplimiento y las otras dos de obligación facultativa, es decir, son de aplicación voluntaria.

Se deben aplicar obligatoriamente estas tres partes: el marco conceptual de la contabilidad, las normas de registro y valoración y las normas de elaboración de las cuentas anuales.

Mientras que, el cuadro de cuentas y las definiciones y relaciones contables, son de aplicación voluntaria.

Estructura del Plan General Contable

1. El Marco Conceptual de la contabilidad

El marco conceptual de la contabilidad es muy importante, porque da las bases para una correcta contabilización de los hechos contables en una empresa. Hay unos principios que son sobre los que se basa la contabilidad. En ella se incorporan los requisitos de la información contable, los principios contables y los elementos de las Cuentas anuales con sus criterios de registro y valoración. Estos principios son:

  • El principio de empresa en funcionamiento. Se supone que una empresa no se va a contabilizar en base a una futura liquidación, sino que va a tener una vida o una duración indefinida.
  • El principio de devengo. Hay que contabilizar los hechos en el momento o fecha en la que se producen y no según los cobros y pagos.

Hay que diferenciar entre cobras y pagos e ingresos y gastos. Los gastos y los ingresos tienen que contabilizarse en el periodo en el que se producen.

  • El principio de uniformidad. Significa que hay veces en las cuales del plan general es flexible, permitiendo la contabilización de un hecho contable de diferentes formas. Pero una vez que se adopta un criterio, los años sucesivos hay que seguir el mismo criterio, no se puede cambiar.
  • El principio de prudencia. Este principio dice que tenemos que ser valorativamente prudentes para evitar cualquier posible riesgo que se puede tener en una empresa.
  • El principio de no compensación. No se pueden compensar partida de activo y de pasivo o de ingresos y gastos, es decir, si tenemos un ingreso con un mismo cliente y un gasto con ese mismo cliente, tenemos que contabilizar dos operaciones, una por el ingreso que supone un mayor beneficio y otra por el gasto que supone una mayor pérdida.
  • Principio de importancia relativa. Quiere decir que posiblemente hayan determinados hechos contables que no sea necesario contabilizarlo, porque bueno la importancia relativa al tamaño, a la dimensión de la empresa pues es muy pequeña. Imagina que se nos pierde un sacapuntas, pues lógicamente eso no afecta a la imagen fiel de la empresa, que es lo más importante de todo, y por lo tanto no sería necesario contabilizarlo.

En caso de conflicto entre los principios se elige el que mejor refleje la imagen fiel de la empresa.

Marco conceptual de la contabilidad 

El Marco conceptual de la contabilidad también especifica claramente que es un activo, un pasivo, el patrimonio neto y que son los gastos e ingresos.

También establece determinados criterios de valoración que son los siguientes. Prácticamente los dos más importantes son los dos primeros, el coste histórico y el valor razonable. El resto son también importantes pero no son tan utilizados, por lo que no son tan necesarios.

2. Las Normas de registro y valoración




Las normas de registro y valoración para pequeñas y medianas empresas. Explican los principios contables y otras disposiciones concernientes al Marco conceptual de la contabilidad. Incluyen criterios y reglas aplicables a distintas transacciones o hechos económicos, así como a distintos elementos patrimoniales.  En esta parte se desarrolla como contabilizar o como valorar los diferentes bienes, digamos que amplia el marco conceptual.

3. Las Cuentas Anuales

Se refieren a los documentos contables que deben concebir las empresas al final del ejercicio económico y que constituyen el instrumento transmisor de la información contable a los diferentes agentes económicos y sociales: Balance de situación, la cuenta de pérdidas y ganancias, que reflejan los beneficios o pérdidas, la memoria que es una ampliación del resto de estados financieros, el Estado de cambios en el Patrimonio Neto  que refleja las variaciones del patrimonio neto que ha tenido la empresa y el Estado de flujos de efectivo que analiza las variaciones de caja de dinero en efectivo que hay en la empresa.

El Estado de flujo de efectivo solo se utiliza para las grandes empresas no para las empresas acogidas el Plan General Contable de pymes.

Cuentas anuales plan general contable

Estas tres partes son obligatorias para todas las empresas 

4. Cuadro de cuentas

El cuadro de cuentas, es el apartado donde se detallan todas las cuentas propuestas por el plan general contable para llevar a cabo la contabilidad. Está formado por una lista de conceptos ordenados en grupos, subgrupos, cuentas y subcuentas debidamente codificadas. Hay nueve grupos en los cinco primeros se habla de cuentas que afectan al balance de situación de la empresa.

Los grupos 6 y 7 afectan a la cuenta de resultados, a la cuenta de pérdidas y ganancias, son los ingresos y gastos. Y luego están los grupos 8 y 9 que afectan exclusivamente al patrimonio neto, no a la cuenta de resultados.

Los grupos 8 y 9 no están incluidos en el plan general de pymes, este solamente recoge hasta el grupo 7

Cuadro de cuentas plan general contable

El grupo 1 es el grupo de financiación básica, en este grupo hay cuentas de pasivo y de neto patrimonial, por ejemplo «Capital reservas» y cuentas que representan la financiación ajena a largo plazo de la empresa, como por ejemplo la cuenta llamada «deudas a largo plazo por préstamos».

El grupo 2 es el grupo Inmovilizado, donde están el activo no corriente, contiene bienes de activo cuyo periodo de tiempo se entiende que va a ser superior a un año, porque la expresión no corriente, en contabilidad, viene a decir que se están realizando operaciones que duran más de un año cuando. En cambio el activo corriente hace referencia a operaciones cuyo tiempo es inferior o igual a un año. En el activo no corriente están entre otras las cuentas de «amortización» y bienes como el «mobiliario», «elementos de transporte», «propiedad industrial», «terrenos».

El grupo 3 son las existencias, por ejemplo «combustible», «material de oficina», «mercaderías», «productos semiterminados».

En el grupo 4 llamado acreedores y deudores por operaciones comerciales, están las cuentas de activo y de pasivo, estas reflejan operaciones procedentes de hechos comerciales que tienen lugar en la empresa como los «clientes«, «deudores», «proveedores«.

El grupo 5 cuentas financieras, son cuentas financieras procedentes de operaciones no comerciales. Las más usadas son «banco» y «caja», que están dentro del subgrupo de tesorería.

En el grupo 6 compras y gastos, se encuentran las cuentas procedentes de los desembolsos que se hace cuando se incurre en un gasto, como «gastos de transporte» o «gastos de personal» cuando pagamos las nóminas de los trabajadores.

El grupo 7 ventas e ingresos, recoger las ventas que realiza la empresa, además de los ingresos, como por ejemplo «arrendamientos«.

5. Definiciones y relaciones contables.

Explica las diferentes cuentas que hay en el cuadro de cuentas, cómo funcionan y cuando se cargan o cuando se abonan, es decir, cuando van al debe y cuando al haber, si son cuentas de Activo, de Pasivo o de Patrimonio Neto.

Estas dos no son obligatorias para todas las empresas, es decir, cualquier empresa puede acogerse al cuadro de cuentas propuesto por el plan general o puede tener un cuadro de cuentas propio, más adaptado a sus necesidades.

Plan General Contable PDF

En este enlace te podrás hacer con el Plan General de contabilidad en pdf, para que lo puedas consultar en cualquier momento.

 

Plan General Contable

¿Te ha gustado este artículo?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

¿Qué opinas?