Leer y comprender los Estados Financieros




Los Estados Financieros ofrecen una ventana a la salud de una empresa. Si bien los contables y los especialistas en finanzas están capacitados para leer y comprender estos documentos, muchos profesionales comerciales no lo están. El efecto es una ofuscación de información crítica.

La capacidad de comprender la salud financiera de una empresa es una de las habilidades más vitales que deben desarrollar los inversores, empresarios y gerentes. Con este conocimiento los inversores pueden identificar mejor las oportunidades prometedoras mientras evitan riesgos indebidos, y los profesionales de todos los niveles pueden tomar decisiones comerciales más estratégicas.

Comprensión de los Estados Financieros

Para comprender la situación financiera de una empresa, tanto por sí misma como dentro de su industria, es necesario revisar y analizar varios estados financieros: el balance, el estado de flujos de efectivo o cash flows, la cuenta de resultados y los informes anuales.  El valor de estos documentos radica en la historia que cuentan cuando se revisan juntos.

Cómo leer un balance general

Un balance general transmite el «valor contable» de una empresa. Te permite ver qué recursos tiene disponibles y cómo fueron financiados en una fecha específica. Muestra sus activos, pasivos y el patrimonio neto (esencialmente, lo que debe, lo que posee y la cantidad invertida por los accionistas).

El balance también proporciona información que se puede aprovechar para calcular las tasas de rendimiento y evaluar la estructura de capital, utilizando la ecuación contable:




Activos = Pasivos + Patrimonio Neto.

  • Los activos son todo aquello que una empresa posee con valor cuantificable.
  • Los pasivos se refieren al dinero que una empresa le debe a un deudor, como gastos de nómina pendientes, pagos de deudas, alquiler y servicios públicos, bono por pagar e impuestos.
  • El patrimonio neto se refiere al valor neto de una empresa. Es la cantidad de dinero que quedaría si se vendieran todos los activos y se pagaran todos los pasivos. Este dinero pertenece a los accionistas, que pueden ser propietarios privados o inversores públicos.

Por sí solo, el balance general no proporciona información sobre tendencias, por lo que se debe examinar el resto de estados financieros, incluidos los estados de ingresos y flujo de efectivo, para comprender completamente la posición financiera de una empresa.

Cómo leer una cuenta de resultados

La cuenta de resultados, también conocida como estado de pérdidas y ganancias, resume el impacto acumulativo de las transacciones de ingresos, ganancias, gastos y pérdidas para un período determinado. El documento a menudo se comparte como parte de informes trimestrales y anuales, y muestra tendencias financieras, actividades comerciales (ingresos y gastos) y comparaciones durante períodos establecidos.

Los Estados de resultados generalmente incluyen la siguiente información:

  • Ingresos: cantidad de dinero que recibe la empresa.
  • Gastos: cantidad de dinero que gasta la empresa.
  • El coste de los bienes vendidos: coste directamente imputable al proceso de producción de los bienes vendidos.
  • Beneficio bruto: ingresos totales menos los costes de bienes vendidos.
  • Ingresos operativos: beneficio bruto menos gastos operativos.
  • Beneficio antes de intereses e impuetos (BAII): rentabilidad de una empresa, que se calcula ingresos menos el coste de los bienes vendidos menos los gastos operativos.  También conocido como resultado operativo o EBIT.
  • Beneficio neto: beneficio bruto menos impuestos, menos intereses, menos depreciación, menos gastos generales.
  • Beneficio por acción (BPA): es la porción de beneficio que corresponde a cada una de las acciones de una empresa.
  • Depreciación: la medida en que los activos (por ejemplo, equipos obsoletos), han perdido valor con el tiempo.
  • EBITDA, beneficio antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización.

Los contables, inversores y los empresarios revisan periódicamente los estados de resultados:

  • Para comprender como le está yendo a su empresa ¿Es rentable? ¿Cuánto dinero se gasta para producir un producto? ¿Hay efectivo para invertir en el negocio?
  • Para determinar las tendencias financieras: ¿cuándo son los costes más altos? ¿Cuándo son más bajos?

Cómo leer un estado de flujo de efectivo





El propósito de un estado de flujo de efectivo es proporcionar una imagen detallada de lo que ha sucedido con el efectivo de una empresa durante un período de tiempo específico, conocido como período contable. Demuestra la capacidad de una empresa para operar a corto y largo plazo, en función de la cantidad de efectivo que entra y sale de ella.

Los estados de flujo de efectivo se dividen en tres secciones: flujo de efectivo de las actividades de explotación, flujo de efectivo de las actividades de inversión y flujo de efectivo de las actividades de financiación.

Las actividades de explotación,  detallan el flujo de efectivo que se genera una vez que la empresa entrega sus bienes o servicios habituales, que incluye tanto los ingresos como los gastos. La actividad de inversión es el flujo de efectivo de la compra o venta de activos, generalmente en forma de propiedad física, como bienes inmuebles o vehículos, y propiedad no física, como patentes, utilizando efectivo libre, no deuda. Las actividades de financiación detallan el flujo de efectivo que se genera o se gasta en la obtención de capital externo, el pago de capital, junto con los pagos de intereses y dividendos.

Es importante tener en cuenta que existe una diferencia entre el flujo de caja y las ganancias. Si bien el flujo de efectivo se refiere al efectivo que entra y sale de una empresa, las ganancias se refieren a lo que queda después de que todos los gastos de una empresa se han deducido de sus ingresos. Ambos son números importantes que debe conocer.

Con un estado de flujo de efectivo, puede ver los tipos de actividades que generan efectivo y usar esa información para tomar decisiones financieras.

Idealmente, el efectivo de los ingresos de explotación deben exceder de manera rutinaria los ingresos netos, porque un flujo de efectivo positivo habla de la estabilidad financiera de una empresa y la capacidad de hacer crecer sus operaciones. Sin embargo, tener un flujo de caja positivo no significa necesariamente que una empresa sea rentable, por lo que también es necesario analizar los balances y la cuenta de resultados.

Cómo leer un informe anual

Un informe anual es una publicación que las empresas públicas deben publicar anualmente a los accionistas para describir sus condiciones operativas y financieras.

Los informes anuales a menudo incorporan imágenes, infografías y una carta del CEO para describir las actividades corporativas, los puntos de referencia y los logros. Proporcionan a los inversores, accionistas y empleados una mayor comprensión de la misión y los objetivos de una empresa, en comparación con los estados financieros individuales.

Un informe anual resume los datos financieros e incluye la cuenta de resultados, el balance general y el estado de flujo de efectivo de una empresa. También proporciona información sobre la industria, discusión y análisis de la administración, políticas contables e información adicional para inversionistas.

Una habilidad crítica

La revisión y comprensión de estos documentos financieros te brinda información valiosa sobre una empresa, que incluye:

  • Sus deudas y capacidad para pagarlas.
  • Ganancias y / o pérdidas para un trimestre o año determinado
  • Si la ganancia ha aumentado o disminuido en comparación con períodos contables anteriores similares
  • El nivel de inversión requerido para mantener o hacer crecer el negocio.
  • Gastos operativos, especialmente en comparación con los ingresos generados por esos gastos

Los contables, inversores, accionistas y el liderazgo de la empresa deben ser muy conscientes de la salud financiera de una empresa, pero los empleados también pueden beneficiarse al comprender los balances, la cuenta de resultados, los estados de flujo de efectivo y los informes anuales.

Leer y comprender los Estados Financieros

¿Te ha gustado este artículo?
¡¡Dejanos  un comentario!!

¿Qué opinas?